Recetas de Lasaña

Cómo hacer lasaña casera

Lasaña de calabacín

Esta receta tiene como base el calabacín, que es una de las verduras antioxidantes con muchas propiedades para la salud.

Beneficia al sistema inmunológico, es diurético, es buena en dietas de adelgazamiento y muchos otros beneficios. Pero es que además se puede preparar de muchas maneras. Y la propia flor del calabacín también es comestible.

Lasaña de calabacín

En esta receta usamos también la scamorza, un queso italiano.

Este queso tiene una forma que llama la atención, similar a una pera. Lo adquiere después de darle forma de bola y al atarlo por el ‘cuello’ con una cuerda. Si lo podéis encontrar, comprad el ahumado. Así tiene mas sabor. Si no lo encontráis en vuestra tienda habitual podéis sustituirlo con mozzarella.

Ingredientes para hacer lasaña de calabacín:

  • 1 paquete de lasaña.
  • 4 calabacines medianos.
  • 1 scamorza + 300 g.
  • queso parmesano rallado.
  • 20 hojas de albahaca.
  • 1 cebolla.
  • 1 l de leche.
  • 60 g de harina.
  • 70 g de mantequilla.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Nuez moscada.
  • Sal y pimienta.

Preparamos la receta:

Comencemos con la preparación de nuestra receta de lasaña de calabacín. Lo primero es preparar la pasta de lasaña. Para ello podemos utilizar las que ya vienen precocidas, son ideales para cocinar en muy poco tiempo. Con esta pasta se recomienda, hacer una bechamel ligera. La preparáis según vuestra costumbre o como expliquen en el paquete.

Como esta receta lleva una bechamel muy ligera podemos comenzar preparándola.

Lavamos uno de los calabacines y lo rallamos en juliana. Para ello usaremos un rallador o una mandolina. Calentamos la sartén con aceite y sofreímos el calabacín. Sazonamos con sal, pimienta y dejamos que se cocine unos minutos.

Hacemos una bechamel ligera. Ponemos la mantequilla en una olla a derretir y añadimos la harina. Revolvemos con una cuchara de madera, dejamos que la harina se cueza un poco y vamos añadiendo la leche necesaria para que la bechamel tenga la consistencia que nos guste.

Recuerda que no debe ser muy espesa y que hay que batir durante el proceso para que no se formen grumos.

Dejamos cocer unos 10-12 minutos agregamos el calabacín que hemos preparado, lo revolvemos bien, sazonamos con sal y pimienta.
Reservamos.

Preparamos los calabacines restantes, los lavamos y cortamos en rodajas no muy gruesas. Ponemos a calentar aceite en una sartén.

Mientras se calienta el aceite, pelamos la cebolla y la cortamos en tiras, la sofreímos y cuando este trasparente vertemos las rodajas de calabacín. Revolvemos para que se hagan todos bien, escurrimos el aceite y reservamos.

Sólo nos queda cortar la scamorza, primero en lonchas y estas en tiras.

Ya ha llegado el momento de precalentar el horno y montar la lasaña.
Necesitamos una fuente honda. Primero ponemos un poco de bechamel en el fondo, una cuchara grande, bien extendida. Encima colocamos las placas de pasta, cubriendo toda la base.

Luego cubrimos todo con la salsa de bechamel, la siguiente capa será con los calabacines cortados en rodajas y sobre estos La scamorza. La distribuimos bien.

Repetimos todo comenzando con las de placas de lasaña. Terminamos con la capa del calabacín y scamorza y cubrimos todo con parmesano.

Dejamos en el horno a 190º por 20-25 minutos. Si queremos que este bien gratinado lo dejamos unos minutos más poniendo el horno en la posición de gratinar.

Una idea para que la presentación sea más atractiva es adornarlo con alguna flor de calabacín.