Recetas de Lasaña

Cómo hacer lasaña casera

Lasaña de patata

Si quieres darle un giro inesperado a tu lasaña, prueba esta deliciosa versión con patata. Si te gustan las patatas y la lasaña, seguramente disfrutarás de este increíble plato.

Esta lasaña sin pasta es tan satisfactoria como su contraparte tradicional, cambiando la pasta por finas rodajas de patata.

Lasaña de patata

El relleno es al gusto del cocinero, y para esta ocasión he querido combina tres ingredientes que casan a la perfección: patatas, jamón de york, trocitos de bacon y queso mozarella.

Para que la mezcla quede jugosa, añado una mezcla de nata líquida y huevos batidos que une la lasaña, y la deja muy cremosa y jugosa.

Luego, se hornea hasta que las patatas y el bacon se cocinen, y la mezcla líquida se cuaje. El plato está cubierto con una buena cantidad de queso mozzarella, lo que lo hace muy cremoso y delicioso.

Rápida y muy fácil, esta lasaña es perfecta para cualquier día de la semana.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 5 patatas grandes, peladas
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 8 lonchas de jamón york
  • 7 lonchas de queso mozzarella
  • 5 lonchas de bacon en trozos
  • 10 g de perejil fresco picado
  • 200 g de queso mozzarella rallado
  • 240 ml de nata líquida para cocinar
  • 2 huevos

Preparación de la lasaña de patata

Precalentamos el horno a 180°C (sin ventilador) y calor arriba y abajo. Colocamos también la rejilla en el centro del horno.

Cortamos las patatas peladas en rodajas de aproximadamente 1 centímetro, lo mejor es hacerlo con una mandolina para que todas las rodajas sean iguales, pero si no tienes mandolina, hazlo con un cuchillo afilado.

Sazonamos las patatas con sal y pimienta negra, revolviéndolas para que toda se cubran uniformemente.

Engrasamos una fuente cuadrada apta para el horno con mantequilla o aceite. Colocamos en el fondo una capa de patatas distribuidas uniformemente, sin que queden huecos.

Encima de las patatas disponemos la mitad de las lonchas de jamón, seguida de la mitad de las lonchas de queso mozzarella. Continuamos con otra capa de patatas, encima el jamón restante, y el queso en lonchas.

Encima de esta capa de queso espolvoreamos el bacon y el perejil, y colocamos la última capa de patatas encima. Agregamos el queso rallado sobre las patatas y lo presionamos con una espátula en una capa uniforme.

En un recipiente pequeño, mezclamos la nata líquida y los huevos, hasta que la mezcla esté homogénea. Vertemos la mezcla líquida por encima de la lasaña para que se cuele por todas las capas.

Introducimos la lasaña en la parte central del horno y la horneamos durante unos 40 minutos, hasta que el queso esté bien dorado y burbujeante. Deja que enfríe ligeramente y sírvelo.

Notas de la receta

Yo uso jamón de york, pero también puedes usar pavo braseado o cocido. No aconsejo hacerlo con jamón serrano, ya que tras una cocción en el horno se queda muy duro.

Si ves que la parte superior empieza a dorarse demasiado, y todavía falta para que se agote el tiempo de cocción, tapa la superficie de la lasaña con papel de aluminio.

Porciones: 4 personas