Recetas de Lasaña

Cómo hacer lasaña casera

Lasaña de verduras sin pasta

La receta que os proponemos hoy es una maravillosa lasaña de verduras sin pasta. Sí, está llena de verduras, quesos y salsa de tomate, una sabrosa comida vegetariana y sin gluten.

Me encanta el calabacín y la berenjena, así que he decidido suprimir las placas de pasta para lasaña, y sustituirlo por una capa de berenjena, otra de calabacín y otra de pimiento rojo.

Lasaña de verduras sin pasta

El relleno es una mezcla de quesos y ricotta cremosa, una deliciosa salsa de tomate, y algunos de mis vegetales favoritos.

Seguí el mismo método de la lasaña tradicional, alternando capas de verduras, relleno, y quesos; sin embargo, he omitido la salsa de carne, y creo que es la mejor lasaña que he probado nunca.

Un consejo: lo más difícil de este plato es ablandar las verduras. Pre-cocí los pimientos en una olla con agua hirviendo durante unos 6 minutos. Luego les quité la piel y la corté en tiras anchas.

La clave para la berenjena y el calabacín es cortarlos en rodajas muy finas. Uso una mandolina para hacer todas las rebanadas iguales, pero si tienes habilidad con los cuchillos, asegúrate de cortarlos a lo largo y muy finos.

La mezcla de ricotta es simplemente ricotta, yemas de huevo y perejil. Las capas son vegetales, ricotta, salsa de tomate, queso rallado y luego repetir. Hice una capa de pimientos, una de calabacín y otra de berenjena; pero también puedes utilizar otras verduras.

Espero que lo intentes y que tu familia sea más tolerante con las berenjenas y los calabacines que la mía. Y si no lo son, eso significa que a más toca para ti, porque estoy seguro de que te encantará.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo total: 1 hora

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS

  • 2 pimientos rojos
  • 1/2 berenjena en rodajas finas
  • 2 calabacines en rodajas finas
  • 425 g de ricotta o requesón
  • 4 yemas de huevo
  • 1/4 taza de perejil fresco finamente picado
  • 800 g de tomates triturados o salsa de tomate
  • 100 g de queso parmesano rallado
  • 100 g de queso mozzarella rallado
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

¿Cómo se hace la lasaña de verduras sin pasta?

Paso 1. Precalienta el horno a 200 grados, sin ventilador y calor por arriba y por abajo. Rocía una fuente para horno con aceite para engrasarla.

Paso 2. Coloca una olla grande llena de agua a fuego alto y deja que llegue a ebullición. Añade los pimientos y deja que cuezan durante 6 minutos. Escúrrelos, deja que enfríen y pélalos. Después córtalos en tiras anchas y sazónalos. Resérvalos.

Paso 3. En un recipiente, mezcla el queso ricotta, las yemas de huevo y el perejil. Resérvalo. Rebana las berenjenas y los calabacines transversalmente, ayudándote de una mandolina, o de un cuchillo afilado.

Paso 4. Coloca una capa de rodajas de berenjena en el fondo de la fuente engrasada, hasta colocar todas las berenjenas y cubrirlo por completo. Sazónalo con un poco de sal y pimienta negra.

Paso 5. Dispón encima una capa de ricotta con 1/3 de la mezcla. Añade 1/3 del tomate triturado y espolvorea por encima 1/3 del queso parmesano y 1/3 de la mozzarella.

Paso 6. Continua con una capa de calabacín sazonada, una capa de ricotta con 1/3 de la mezcla, 1/3 del tomate triturado y espolvorea por encima 1/3 del queso parmesano y 1/3 de la mozzarella.

Paso 7. La última capa es la de los pimientos, con el resto de la ricotta, el tomate triturado y el queso rallado. Cubre la fuente con papel de aluminio y hornéalo durante 30 minutos. Después retira el papel de aluminio y deja que se hornee durante otros 15 minutos o hasta que se dore por encima.

Paso 8. Prueba las verduras pinchándolas con un tenedor para comprobar de que están tiernas. El tiempo de cocción dependerá del grosor de las verduras y del tipo de horno que tengas.

Paso 9. Deja que repose durante 15 minutos antes de servirlo.