Recetas de Lasaña

Cómo hacer lasaña casera

Lasaña con espinacas y ricotta

Esta es una receta que no tiene estaciones. La lasaña de ricotta y espinaca es un primer plato (o incluso plato único) delicado pero con un sabor inconfundible.

Una alternativa vegetariana, sin grasa animal. Es una versión de la receta clásica, sustituyendo la carne por la espinaca. Obviamente, se pueden enriquecer con otras verduras, incluso si lo aceptas con jamón cortado en cubitos, tocino o salchicha desmenuzada. Pero la receta básica ya es lo suficientemente sabrosa.

Lasaña con espinacas y ricotta

Recuerda que para obtener una lasaña suave y cremosa, la bechamel no debe ser demasiado espesa, al igual que la mezcla de ricotta y espinacas. Ricotta es el nombre italiano a lo que nosotros llamamos requesón.

Ingredientes para 6 personas

  • 1 kg de espinacas.
  • 500 g de ricotta (requesón).
  • 400 g de lasaña.
  • 50 g de harina.
  • 2 huevos.
  • 1 ajo.
  • 1 vasos de leche entera.
  • 1 Brik de nata para cocinar.
  • Queso emmenthal.
  • Aceite de oliva.
  • Mantequilla.
  • Sal, pimienta y nuez moscada.

Preparación, paso a paso

Cocine la pasta. Ponga a hervir agua con sal. Vierta las placas de lasaña de una en una, siguiendo las instrucciones de la marca. Escúrralos bien y póngalos a secar sobre un paño de cocina.

Prepare el relleno. Primero hay que lavar 1 kg de espinacas frescas, luego ponerlas en una olla, agregar un poco de sal y cocinar por 15 minutos. Escurra bien, déjelo enfriar y páselos por un colador y apriételos para eliminar el agua.

Ponga una ola con un poco de aceite y el ajo picado, dórelo un poco y añada las espinacas revolver un poco y lo pasamos a un bol grande.

El siguiente paso es batir los huevos, añadir 2 cucharadas de queso emmenthal seguir batiendo y verter sobre las espinacas.
Escurrir el queso ricotta, desmenuzarlo y añadir a la mezcla, sazonar con sal y pimienta.

Prepare la salsa bechamel. En una olla, derretimos 50 g de mantequilla, separamos un momento del calor y diluimos los 50 g de harina. Ponemos al calor de nuevo y cuando esté empezando a coger color vertemos lentamente y sin dejar de batir. Primero el vaso de leche tibia, luego la nata que habremos dejado templar.

Lo vertemos despacio, batiendo constantemente, durante 15 minutos mínimo. Agregamos la sal y nuez moscada. Si es demasiado espeso le añadimos más leche, si es demasiado liquida, déjela cocer mas tiempo.

El siguiente paso es componer la lasaña. Para ello vamos a engrasar un molde rectangular y colocar una capa de laminas de lasaña en la parte inferior. Después lo cubrimos con un velo de bechamel y una capa de ricotta y espinacas. A continuación vamos a rallar sobre la abundante verdura, queso emmenthal y continuar alternando las capas, terminando con bechamel y queso rallado.

Cocine la pasta horneada. Ponga el horno a precalentar y cuando este listo hornee la lasaña con espinaca y ricotta en el horno a 200° durante unos 20 minutos.

Una sugerencia es poner otra capa mas de tomates cherry cortados por la mitad. Dorarlos durante 7-8 minutos a fuego lento en una sartén con un poco de aceite, junto con un diente de ajo pelado y picado. Por último, añadir sal, pimienta y perfumado con unas pocas hojas de albahaca.