Recetas de Lasaña

Cómo hacer lasaña casera

Lasaña vegana

Hay platos que tomamos desde niños y que a todos nos gustan. Cuando uno se decanta por seguir una alimentación vegana, en ocasiones son algo más complicados de hacer.

No os voy a engañar, esta lasaña vegana lleva más elaboración que una "tradicional", pero el resultado bien vale la pena.

Lasaña vegana

Sin más dilación, vamos a ver qué ingredientes necesitamos para cocinar esta lasaña vegana y cómo es todo el proceso de elaboración.

Ingredientes para la lasaña vegana:

  • 1 paquete de lasaña (sin huevo).
  • 1 paquete de carne vegetal picada.
  • 1 cebolla.
  • 1 ajo.
  • 1 zanahoria.
  • 1 pimiento grueso verde o rojo.
  • Una lata de tomate.
  • Aceite.
  • Pimenta blanca en polvo.
  • Nuez moscada.
  • 1/2 l de leche vegetal.
  • 45 g de harina.

Ponemos una sartén con un poco de aceite calentamos y vertemos la carne vegetal, vamos sofriéndola, con cuidado de remover para que se cocine por igual.

Ponemos una olla a calentar con aceite y pochamos la cebolla, añadimos el ajo picado y una zanahoria troceada, cocinar unos 5 minutos, y verter el tomate. Dejanos que se hagan unos 10 minutos, sazonamos con sal y si lo necesita un poco de azúcar. Triturar bien.

Ponemos a calentar aceite en una sartén y hacemos los champiñones laminados, dejamos que el liquido que sueltan se evapore un poco y los añadimos a la salsa de tomate.

En la misma sartén, freímos los pimientos cortados en tiras, dejamos que se hagan durante unos minutos, a fuego lento y cuando veamos que están blandos, los vertemos a la salsa de tomate. Añadimos finalmente la carne vegetal removiendo bien.

¡Ya tenemos nuestra salsa boloñesa vegana!

Preparamos la salsa bechamel vegana, calentamos la leche, cuando empiece a hervir apagar tamizar la harina.

Calentamos 45 ml de aceite a temperatura suave, echamos la harina y batimos durante dos minutos. Vertemos la leche y batimos durante otros tres minutos.
Vamos añadiendo la sal la pimienta y la nuez moscada. Cuando se enfría se espesa un poco.

Precalentamos el horno a 160º y engrasamos un molde, ponemos una primera capa de laminas de lasaña, encima unas cucharadas de salsa boloñesa. Si os gusta la albahaca podéis poner algunas hojas y aprovechar su sabor.

Cortamos lonchas del queso de mozarela vegano y las distribuimos encima de la salsa de tomate.
Vertemos un poco de salsa bechamel y volvemos a poner otra capa de lasaña.

Repetimos el proceso, terminando con una capa de laminas de lasaña que cubriremos de queso parmesano espolvoreado. Hornear durante 30 minutos.

Ingredientes para el queso tipo mozarela:

  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo.
  • 1/2 cucharada de sal.
  • 1 cucharadas de levadura nutricional.
  • 1 cucharadas de vinagre de manzana.
  • 3 cucharadas de harina de tapioca.
  • 2/3 taza de caldo de verduras.
  • 3/4 de taza de almendras o 100 g.
  • Limón.

Ponemos a hervir una olla con agua y cuando rompa a hervir vertemos las almendras con su cascara y apagamos el fuego, esperamos a que se enfríen.

Cuando se enfríen las colamos y vamos quietándoles la piel fácilmente.

En un bol, ponemos agua con hielos y la dejamos en el congelador.

En una batidora de vaso, colocamos las almendras peladas junto al caldo de verduras y batimos durante un minuto, hasta que se forma una crema. Le añadimos la cucharadita de vinagre, y batimos, un poco, luego añadimos unas 20 gotas de limón y batimos.

Ahora vertemos la harina de tapioca, y batimos, la sal y el ajo en polvo y batimos, la levadura nutrional y volvemos a batir. Nos tiene que quedar una crema blanca.

Engrasamos un cazo, con un poco de aceite, vertemos en el, la crema de almendra y lo ponemos a fuego bajo. Lo ponemos a fuego medio el cazo y revolvemos enérgicamente durante 7 minutos, sin dejar de revolver para que no se nos pegue.

Introducimos las manos, en un bol con agua muy fría, para poder coger el queso, que estará muy caliente, y formamos bolas del tamaño de los quesos mozarela.

Sumergimos los quesos en el bol de agua que tenemos en el congelador y lo volvemos a introducir durante 15 minutos. ¡Y ya tenemos los quesos de mozarela veganos!